Disfruta de un Carnaval seguro

carnavall

Todos los años  se  sigue detectando en el mercado disfraces y complementos que incumplen la normativa. Son productos que no tienen etiquetado o no está en español, máscaras sin orificios de ventilación, cordones en la zona de cuello en disfraces para niños o elementos punzantes. Todos ellos pueden ser potencialmente peligrosos.

EDUCONSUMO quiere recordar algunos consejos para comprar disfraces seguros de cara al próximo Carnaval.

Disfraces: Los disfraces para menores de 14 años se consideran juguetes, por lo que el etiquetado debe incluir la marca del producto, la identificación del fabricante, importador o distribuidor, las instrucciones y advertencias de uso y el logo CE.

Además, para evitar el riesgo de estrangulamiento, se prohíbe que haya cordones o cuerdas en la zona del cuello en los disfraces para menores de siete años y que sean de una longitud superior a 7,5 centímetros para los mayores de esa edad.

Los disfraces de adultos deberán incluir un etiquetado completo y en castellano conforme a la normativa de prendas textiles.

Máscaras y pelucas: Al comprar una máscara es fundamental comprobar que los orificios (ojos, nariz y boca) tengan aberturas de un tamaño adecuado para evitar riesgos de asfixia. También debemos verificar que incluyan un etiquetado completo y en castellano y consultar que tanto las pelucas como las máscaras estén realizadas con materiales no inflamables.mask-1884832_960_720

Maquillaje y lentillas: En el caso del maquillaje, debemos comprobar que aparezcan en el etiquetado los componentes o ingredientes del cosmético, con la finalidad de evitar posibles alergias, y, en español, las precauciones e instrucciones de uso. En cuanto a las lentillas decorativas (sin finalidad correctiva) deben venderse en establecimientos que dispongan de profesional cualificado y verificar que incluyen un etiquetado completo en nuestro idioma.

Complementos: Hay que extremar las precauciones en los complementos destinados a los niños (arcos con flechas, pistolas, sombreros, diademas…), comprobando que no tienen partes punzantes ni piezas pequeñas que puedan desprenderse con facilidad y ser tragadas.

Compra: Es aconsejable comprar estos productos en establecimientos de confianza y guardar el tique de compra o la factura para poder reclamar si aparece algún problema

Autor: Educonsumo

Compartir este Post en
468 ad