Reparaciones urgentes en el hogar: ¡ Qué no te timen !

Dicen que las prisas no son buenas, cuando la puerta de casa se nos ha cerrado y hemos dejado las llaves dentro, necesitas un cerrajero de inmediato. Lo primero que te viene a la cabeza es que tendrás que pagar muy caro el descuido, más aún porque te sientes en manos de un profesional que podría aprovecharse de la situación.

Sin embargo, no estás tan desprotegido como crees. Tienes derechos para defenderte de los engaños que, con más frecuencia de la deseada, ocurren cuando se trata de reparaciones urgentes en el hogar.

Consejos para evitar timos con las reparaciones urgentes

Si bien la ley protege a los consumidores, debido a que establece normas y condiciones que las empresas deben cumplir, igualmente es  necesario que tengas en cuenta estos consejos para evitar fraudes con las reparaciones urgentes. ¡Empecemos!

Recurre a un profesional de confianza

Para evitar problemas derivados con este tipo de reparaciones, lo mejor es acudir a técnicos de tu entera confianza, en caso contrario, recomendamos contratar a uno de la zona, pero igualmente solicita una referencia de su trabajo, de esta manera podrás cerciorarte que estás ante un profesional.

Al no tener en cuenta este aspecto, estarás buscando prácticamente a ciegas si decides optar por anuncios.

¿Qué hacer si la empresa está fuera de tú localidad?

Algunas veces la publicidad puede conducirte a empresas que se encuentran fuera de la localidad, de manera que solo con el traslado del técnico tendrás que gastar dinero. En caso de que no tengas otra opción, pregunta desde dónde se tendrá que trasladar el operario.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que mediante una conversación telefónica es muy complicado calcular el coste de la reparación urgente, pero igualmente estás en tu derecho de pedir un precio orientativo por:

  • Coste de desplazamiento o traslado.
  • Coste de mano de obra.
  • Posibles extras, ya sea por fines de semana, días festivos o suplemento nocturno.

En caso de que el servicio técnico que contactaste se niegue a suministrarte esta información, no dudes en acudir a otra empresa o profesional. Aunque también aconsejamos solicitar múltiples presupuestos, porque a veces las diferencias de precios son considerables.

Puedes rechazar el trabajo

Una vez que el profesional llegue a tu hogar y valore el coste total de la reparación urgente, tú no estás en la obligación de asumirla, así que puedes rechazar el trabajo. Pero… sí tendrás que pagar el precio por traslado que hayas acordado vía telefónica.

¡Cuidado con lo que firmes!

Los ‘profesionales’ poco éticos pueden engañarte para encarecer el coste total. Se han reportado casos donde los operarios proponen firmar una orden de reparación en blanco que, posteriormente rellenan con el monto que ellos quieran.

Por lo tanto, aconsejamos no firmar ningún documento con el que no estés conforme, de modo que para evitar estos timos debes obtener la toda la información importante, como por ejemplo:

  • Los técnicos, por ley, tienen que llevar consigo una lista de tarifas por escritos, junto con el sello y los datos de la compañía. Tú tienes el derecho de exigir que te muestre el listado.
  • Cuando finalice la reparación, si el coste final te resulta excesivo, no firmes la factura. Asegúrate de que en ésta se encuentran cada uno de los datos de la empresa y guardarlas para hacer la
    reclamación

Autor: Educonsumo

Compartir este Post en
468 ad