Vivir sin Humo

La exposición al humo ambiental de tabaco, también llamada “tabaquismo pasivo” es una fuente importante de enfermedades y muertes, y supone importantes costes para el conjunto de la sociedad. 
Si fuma, no lo haga en lugares cerrados, por su bien y por los que le rodean.
Si no fuma, defienda su derecho a respirar aire no contaminado por humo de tabaco, porque no es una molestia sino que perjudica su salud.

Se considera fumador pasivo a la persona que inhala humo de tabaco procedente de otros fumadores.
Esta situación puede reproducir en el no fumador la situación del fumador activo que consume de 4 a 10 cigarrillos.

Motivos para dejar de fumar

Si está pensando en dejar de fumar, es importante que dedique un tiempo a valorar por qué quiere dejarlo, ¿cuáles son sus motivos? ¿sus razones?¿sus disculpas? Quizá tenga un solo motivo o puede que muchos. No hay razones mejores ni peores, cada persona tiene las suyas; por eso es importante que dedique unos minutos a reflexionar.


Puede resultarle útil hacer una lista. Llévela consigo y así podrá releerla y añadir nuevos motivos en cualquier momento.


Tenga en cuenta que no solo mejorará su salud, también lo hará su imagen y su aspecto físico, su bolsillo y hasta la salud de quienes viven a su lado.


Busque un día, márquelo en el calendario y ¡adelante! Si necesita apoyo, acuda a su centro de salud.

Autor: Educonsumo

Compartir este Post en
468 ad